Mundo

Mosul: "La población sigue en peligro pese a la liberación"

Se estima que más de 150.000 personas están atrapadas en las zonas de Hawija, Tall'Afar y es Anbar, donde tendrán lugar las nuevas operaciones militares. Más de 1.750.000 personas permanecen desplazadas en los distritos del centro de Iraq. Acción Contra el Hambre hace un llamamiento para evitar el sufrimiento extremo de la población. 

Desde el inicio de las operaciones militares de oposición al Estado Islámico, la población civil se ha enfrentado a dramáticas condiciones de vida. En Ramadi, Faluya o Mosul ha sido usada como escudo humano, ha sido blanco de los francotiradores, ha sufrido hambre y ha estado expuesta a los incesantes bombardeos y a la artillería de la coalición y las fuerzas iraquíes.

En las próximas semanas en las que se producirán nuevos enfrentamientos, es imperativo que las partes en el conflicto no cometan los mismos errores. Se estima que más de 150.000 personas están atrapadas en las zonas de Hawija, Tall'Afar y es Anbar, donde tendrán lugar las nuevas operaciones militares. Las poblaciones atrapadas deben recibir todo el apoyo, la seguridad y la protección necesarios.

“Después de años de supervivencia bajo el Estado Islámico, necesitan nuestra ayuda y no nuestra desconfianza. Varios informes muestran que la gente ha tenido que hacer frente a la violencia diaria y a la violación de los derechos humanos básicos por parte de los actores armados, independientemente del bando al que pertenecieran”, aseguran los responsables de la misión de Acción contra el hambre en Irak, donde la organización trabaja desde 2013.

En todo Iraq, incluyendo Mosul, las necesidades son enormes para todos aquellos que han tenido que abandonar sus hogares. Muchos de ellos viven en el exilio o se han visto obligados a desplazarse repetidas veces. Más de 1.750.000 personas permanecen desplazadas en los distritos del centro de Iraq.

Incluso en lugares libres del EI desde hace más de un año, no se cumplen las condiciones para permitir que regresen los desplazados voluntariamente de forma segura, además de haber numerosos restos explosivos. "No podemos esperar a que finalicen las operaciones militares para empezar a pensar en el futuro de Iraq".

La prioridad ahora debe ser el compromiso colectivo para ayudar a mejorar las condiciones de vida de las poblaciones y la reconciliación en el largo plazo, para lo que es necesario:

-Que todos los actores armados hagan todo lo posible para proteger las vidas de la población y las infraestructuras. Así como garantizar la entrada de la asistencia humanitaria para aquéllos que están o estarán atrapados por las ofensivas militares.

-Que la imparcialidad de las organizaciones humanitarias y el espacio humanitario sean respetados por los actores armados. La población civil ha de recibir protección y apoyo.

-Que la coalición y sus colaboradores garanticen que el acceso de la población a las zonas seguras no suponga poner su vida en peligro.

Más noticias

no-results-found-landing-news
  • {{item.subsection}}
    {{item.category}}
    {{item.subcategory}}
    {{item.tagName}}

    {{item.title}}

    {{item.short_text}}
    {{item.plus_text}}
VER MÁS {{percentLoaded}}% loading...