Una guía recoge planes e ideas para viajar con bajo presupuesto

 

'Las mejores cosas de la vida son gratis' es un libro elaborado por expertos viajeros, que ofrece ideas, experiencias y aventuras gratis, o tan baratas, que están al alcance de casi todos. 

 

 

Hacer un picnic en Villa Celimontana (Roma), visitar los mejores museos de Washington D.C., darse un baño en las piscinas naturales de Sidney, ver el entrenamiento de luchadores de sumo en Tokio o un espectáculo de música cantonesa en Hong Kong, recorrer a pie las mejores rutas de Nueva Zelanda, dejarse llevar por los aromas y el ajetreo de la plaza de Yamaa el-Fna en Marruecos… todos estos apetecibles planes tienen un punto en común: son gratis. 

Las mejores cosas de la vida son gratis es un libro elaborado por expertos viajeros, que ofrece ideas, experiencias y aventuras gratis, o tan baratas, que están al alcance de casi todos. 

Lonely Planet ha reunido en un libro los mejores planes para hacer gratis, o a muy buen precio, a lo largo y ancho del mundo. Los mejores consejos para ahorrar, con trucos y recomendaciones para disfrutar de las mejores experiencias sin gastar mucho. Un libro de viajes inspirador que además tiene en cuenta el presupuesto. 

Para el viajero, las cosas gratuitas no solo son apetecibles sino también imprescindibles si se desea que los días como mochileros se alarguen lo más posible. Muchos momentos inolvidables de libertad y descubrimiento suelen ser económicos, y uno no tarda en darse cuenta de que lo barato puede ser muchísimo mejor que lo caro, y que ninguna cena en Roma podrá compararse con el pan y el queso del picnic en Villa Celimontana, cerca del Coliseo. 

El valor monetario implícito en la palabra gratis podría distorsionar el sentido de lo que se ofrece en estas páginas; después de todo, la calidad de una experiencia no viene etiquetada con un precio. Muchas de las sugerencias que se hacen en este libro implican descubrir las maravillas secretas del mundo, ya sea nadar en las piscinas naturales de Sídney o pasear por las tumbas y monumentos de los Jardines Lodi de Delhi. Los senderistas que recorren las grandes rutas de Nueva Zelanda se aproximan más al alma de esas hermosas islas. Y si hablamos de lecciones vitales, pocas experiencias ilustran tanto sobre la condición humana como compartir un dormitorio con viajeros de todo el mundo. 

Todos los países reconocen la importancia de hacer accesibles las maravillas que administran. ¿Cinco mil años de historia china? Gratis (Museo Nacional de China). ¿Nueve museos y galerías de Washington, DC? Gratis (Instituto Smithsoniano). ¿Los parques nacionales de Gran Bretaña? Todos gratis. Siempre se admiten donativos, claro está. 

Como sería exagerado decir que todo lo bueno es gratuito, en este libro se encontrarán muchas cosas económicas que también salen muy a cuenta. Por unas monedas se puede disfrutar de deliciosa comida callejera, como un choripán (sándwich de chorizo) en Buenos Aires, las mejores vistas del perfil urbano de Hong Kong desde el Star Ferry o un circuito por una fábrica de cerveza de Boston. 

Dividido por continentes, este libro hace un recorrido por todo el mundo con los mejores planes adaptados a todos los bolsillos. Algunos ejemplos:

Plaza Yamaa el-Fna (Marrakech) 

Significa “asamblea de los muertos” y es la plaza pública más grande y famosa de Marruecos, declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. Creada en el 1050 como escenario de ejecuciones públicas, hoy está llena de encantadores de serpientes, magos y vendedores de zumos de naranja durante el día. De noche, se añaden a la fiesta vendedores de comida callejera, músicos, cuentacuentos, curanderos, danzantes y buhoneros; gratis. 

Ferri rápido Chao Phraya 

Por el precio de un cuenco de arroz, se puede disfrutar de una evocadora panorámica de Bangkok en una excursión fluvial. El mejor momento para embarcar en el ferri es al atardecer; hay que unirse a los monjes que esperan en el muelle de Tha Phra Athit y ver pasar algunos de los principales monumentos de Krung Thep al fresco de la brisa nocturna. chaophrayaexpressboat.com. 

Masajes baratos en Bangkok 

El masaje forma parte de la cultura de Bangkok, pero encontrar uno económico y legal entre tantos spas caros y negocios poco fiables es complicado. Lo mejor es ir al origen: Wat Pho (Th Sanam Chai) es a la vez un templo increíble y la cuna espiritual del masaje y la medicina tradicional tailandeses. En la famosa escuela de masajes, se puede disfrutar de una relajante sesión de 30 min a cargo de masajistas formados en el monasterio, bien en los pabellones del templo o en las instalaciones de fuera, por unos módicos 260 THB. 

Museo Nacional de China (Beijing) 

Explora 5000 años de historia, arte y cultura chinos con el sello de aprobación del Estado, mediante exposiciones permanentes como la excelente “China Antigua”, que abarca desde la prehistoria hasta la dinastía Qing. La “Ruta del renacimiento” describe cómo el país cayó en un semifeudalismo tras la Guerra del Opio de 1840, antes de abrazar el marxismo y marchar por la senda de la “felicidad y prosperidad nacionales”. Hay que presentar el pasaporte en la taquilla antes de las 15.30. en.chnmuseum.cn; 16 East Chang’an Ave; gratis. 

 

 

Fuente: Lonely Planet

 

 

 

 

 

Más noticias

no-results-found-landing-news
  • {{item.subsection}}
    {{item.category}}
    {{item.subcategory}}
    {{item.tagName}}

    {{item.title}}

    {{item.plus_text}}
VER MÁS {{percentLoaded}}% loading...