Noticias

Revista

  • Media ID-20013

    Los Morancos: "El humor no es solo bálsamo, también es vacuna"

    El manantial de carcajada vital e inteligente de Los Morancos es inagotable. El dúo sevillano acaba de estrenar un nuevo vídeo parodia en su canal de Youtube con el que refrendan su flamante Medalla de las Artes de Andalucía. Reconvertidos ahora en ‘Los Vacunitas’, en su nueva y salsera propuesta audiovisual abordan la realidad del coronavirus, logrando arrancar una sonrisa con su puesta en escena caribeña. Sanitarios y hosteleros reciben en la letras palabras de apoyo, con algunas participaciones destacadas como la del personal del hospital Virgen del Rocío o la de la prestigiosa chef Pepa Muñoz, que se marca un baile, con alcauciles a modo de gastromaracas, desde su restaurante madrileño El Qüenco de Pepa. 

  • Media ID-20006

    Mi sueño no era ser mantero

    Cansados del desprecio y la desidia por parte de la sociedad y las administraciones, y atenazados por una Ley de Extranjería que priva de derechos a las personas migrantes, los manteros de Barcelona dieron en 2015 un paso adelante en la lucha por su dignidad con la creación de un sindicato y, posteriormente, de la marca Top Manta. Desde su tienda de ropa, esta hermandad africana planta cara de forma proactiva a la crisis social derivada de la pandemia mientras sigue trabajando para romper los falsos estereotipos que pesan sobre el colectivo. 

  • Media ID-20003

    La primera piedra que levanta una nueva Iglesia

    Barrios periféricos en expansión. Con pisos a estrenar. Colegios a la última. Supermercados a desembalar. Pero también templos que buscan hacerse un hueco. Parroquias que se construyen de cero. Pero, ¿quién  financia todo esto? ¿cómo conforman los sacerdotes una comunidad cristiana desde la nada? Edificar una iglesia local pasa por entregarse por completo a una amalgama de gestiones económicas, personales y pastorales. Un desafío a pie de obra.

  • Media ID-20008

    La pesadilla del ciberacoso

    Las redes como punto de encuentro y de debate. Pero también como lugar para las amenazas y los insultos. Hasta límites insospechados. Su impacto psicológico está más que demostrado. Y las mujeres, las principales víctimas.