Cultura

Wilaya, una historia de mujeres saharauis

La película 'Wilaya', producida por José María Morales y dirigida por Pedro Pérez Rosado, ha sido seleccionada para participar en el Festival Internacional de Cine de Berlín 2012 dentro de la Sección Panorama. Es la única película española en esta sección y con ella se completa, junto a Antonio Chavarrías (competirá con 'Dictado' por el Oso de Oro) y Alex de la Iglesia (fuera de competición con 'La Chispa de la Vida'), la presencia española en la Berlinale 2012.

 
-ENCABEZADO-

Wilaya, una historia de mujeres saharauis

La película ha sido seleccionada para participar en el Festival Internacional de Cine de Berlín

La película 'Wilaya', producida por José María Morales y dirigida por Pedro Pérez Rosado, ha sido seleccionada para participar en el Festival Internacional de Cine de Berlín 2012 dentro de la Sección Panorama. Es la única película española en esta sección y con ella se completa, junto a Antonio Chavarrías (competirá con 'Dictado' por el Oso de Oro) y Alex de la Iglesia (fuera de competición con 'La Chispa de la Vida'), la presencia española en la Berlinale 2012.

'Wilaya' es una sencilla historia sobre dos hermanas que se reencuentran en los campamentos saharauis. Cuenta la vida en los campamentos a través de Fátima, (Nadhira Lucháa Mohamed-Lamin)una española de origen saharaui que se ve obligada a regresar a los campamentos tras la muerte de su madre.

Y lo hace a través de la relación con su hermana, (Meimuna) un ejemplo de superación que nos demuestra que si se quiere se puede salir adelante incluso en circunstancias tan adversas, casi una metáfora de lo que pasa en los campamentos donde parece que se ha instalado la idea de que ya es mejor vivir dejándose llevar por las circunstancias.

Lo cuenta el director

En el invierno de Chiapas de 1994, entrevistando al subcomandante Marcos para el documental "El Dolor del Sueño" sobre el alzamiento zapatista de Chiapas, me preguntó: Cómo va la guerra del Polisario? Crees que se solucionará?. El silencio se prolongó, no sabía qué responder. Me habían desaparecido los acontecimientos históricos de mi memoria confundida por la caída del muro de Berlín, la guerra de los Balcanes o el afán de vivir mi juventud. Me avergoncé bajo su seria mirada acusadora.

Cuando volví a España, editando el documental, me informé sobre el conflicto del Sahara. Conocí en Vitoria al médico Chema Anda, cooperante saharaui y hoy buen amigo. Viajé a los Campamentos de Refugiados de Tinduf, visité el paisaje de la guerra y el muro de 2000 kmts donde se esconden miles de minas antipersonales. En 2 meses había realizado y producido 3 documentales sobre el conflicto que se exhibieron por televisiones de todo el mundo. Más tarde realicé una película de ficción sobre la guerra del noble pueblo saharaui y lógicamente me convertí en un solidario de la "Causa".

Sin embargo, y con el tiempo, descubrí que las verdaderas víctimas del conflicto eran los humanos que habían nacido en el exilio, los jóvenes de hoy: la nueva generación saharaui que crece mezclada entre culturas propias y occidentales y que construyen su futuro de vida a medida que se alarga el tiempo; los que han crecido con la economía de la solidaridad - me sorprendía todos estos años de ese para mi extraño movimiento solidario que educa a jóvenes entre padres originarios y padres de acogida.

Jóvenes que viven en culturas difíciles y deben elegir. Se llenan de emociones en el paisaje de las ciudades españolas y en los campos de refugiados convertidos en una patria que siempre piensan efímera. Mantener la vida en España, el trabajo, la cultura, la forma libre de vivir o la vida en los campamentos con su originaria cultura, no es una decisión fácil.

Con el tiempo pude acercarme a la sensibilidad de José María Morales y nos contagiamos mutuamente de la historia que queríamos hacer de esa generación y comenzamos a trabajar en "Wilaya", siempre teniendo la claridad de alejarnos de ataduras y compromisos para poder mostrar en libertad la vida de los jóvenes de la nueva generación que se debaten en sentimientos y culturas diferentes, entre padres españoles y saharauis, entre amores en España y la vida en los campamentos.

Construida nuestra historia queremos mostrar emociones, sentimientos, vidas cruzadas, separadas, atrapadas. Descubrir las vidas de las mujeres saharauis que viven la historia de su pueblo enfrentándose a sus orígenes, sobreviviendo entre amores y fracasos. "Wilaya" es una historia de dos hermanas que se necesitan y están atrapadas en dos sociedades.

 
 

Más noticias

no-results-found-landing-news
  • {{item.subsection}}
    {{item.category}}
    {{item.subcategory}}
    {{item.tagName}}

    {{item.title}}

    {{item.plus_text}}
VER MÁS {{percentLoaded}}% loading...