Iglesia

Tamara Cordero Jiménez

“Acoger, discernir, integrar y acompañar”, III Conversaciones PPC

Bajo el título “Sueño con una Iglesia joven para los jóvenes. ¿Crisis en la transmisión de la fe?”, comenzaban las III Conversaciones PPC, que se han celebrado en la Institución Teresiana y que han sido convocadas por PPC Editorial y el Instituto Superior de Pastoral.

Para inaugurar las III Conversaciones PPC, que se han celebrado hoy, ha estado presente el cardenal Carlos Osoro, arzobispo de Madrid, que nos ha aportado la primera clave del día y sobre la que luego los ponentes han desarrollado sus mensajes: “Debemos escuchar a los jóvenes”. 

La primera parte de la mañana ha estado dirigida por Juan María González- Anleo que nos ha expuesto una radiografía bien definida de la realidad que viven los jóvenes hoy, como punto de partida para poder analizar posteriormente cómo nos dirigimos a ellos y cuáles son las claves para poder acercar la fe y la experiencia de Dios a sus vidas. 

En el año de preparación al próximo Sínodo de los Jóvenes resulta interesante conocer, de la mano de datos concretos, que la Iglesia es una de las menores preocupaciones de nuestros jóvenes, pero que sin embargo sí que buscan en su vida valores originales, vividos y esa coherencia de la que tanto hablamos en nuestras pastorales. Y es que a lo largo de todo el día son muchas las intervenciones que han hecho referencia a esta cuestión: Son muchos los jóvenes que viven el Evangelio, el problema es que no lo identifican, que el lenguaje que utilizamos (agentes de pastoral, sacerdotes, religiosos y religiosas, medios de comunicación) no es cercano, adecuado y fresco, como para que nuestro mensaje cale en su conciencia. 

Posteriormente hemos asistido a una “conversación a dos” que más que eso ha sido un “los jóvenes preguntan”. Vicente Esplugues y Teresa Comba, acompañados y dirigidos por Raúl Tinajero, responsable de pastoral juvenil de la Conferencia Episcopal Española, han respondido las preguntas enviadas en vídeo por seis jóvenes con cuestiones relacionadas con las redes sociales, el lenguaje litúrgico, la oración y la espiritualidad, las relaciones afectivas entre ellos, el discernimiento y la acción social. 

Vicente Esplugues nos ha animado a cambiar el modelo en el que actualmente nos movemos. “Ahora la gente no se acerca a la Iglesia y por eso tenemos que ofertar nuestros procesos, para que puedan ‘comprarnos’”. Además, ha aportado una de las citas más comentadas del día: “Debemos ser compañeros de camino y no maestros moralizantes”. 

Por su parte Teresa Comba ha añadido que los jóvenes nos están pidiendo a gritos que cambiemos el lenguaje y que nos relacionemos con ellos a través de las herramientas que utilizan, como las redes sociales.

Raúl Tinajero, además, nos ha animado a que la Iglesia ofrezca y de respuesta a una oportunidad que plantean los jóvenes.

La tarde ha comenzado disfrutando de la música de Toño Casado, que ha puesto el punto de color y que nos ha animado a movernos de la silla, con letras cargadas de significado y una simpatía que ha traspasado el escenario. 

Toño estrena “33, el musical” el próximo mes de octubre. Habrá que seguirle la pista de cerca, porque tiene muy buena pinta. 

Después ha dado comienzo una mesa redonda, en la que ha estado presente el propio Toño, y nos ha animado a no tener miedo, recordando unas palabras de Francisco: "Prefiero una Iglesia accidentada, a una que está enferma por cerrarse". 

En la mesa también ha intervenido Daniel Pajuelo, que nos ha hablado sobre el universo digital y cómo también es importante conocerlo para acercarnos a los jóvenes usando su lenguaje. 

Raquel Lara, miembro de la JOC, nos ha contado su experiencia trabajando en los “márgenes” y también ha estado presente Cristina Cons, representante española en el Pre Sínodo de los Jóvenes, que ha animado a la Iglesia a dar protagonismo a jóvenes y a laicos, asumiendo lo importante que es el papel de estos para la futura Iglesia. 

Los cuatro han coincidido en un mensaje claro: No hay que tener miedo, hay que mirar al futuro y el futuro pasa por escuchar y “gastar” tiempo con los más jóvenes, otorgándole protagonismo y dejándole que tomen decisiones en el proceso. 

Además ha sido también significativo que todos los intervinientes de la mesa coincidiesen en que los mayores problemas a la hora de tender puentes lo han encontrado con la propia Iglesia, no con personas no creyentes, y que esto es algo muy importante para la juventud.

Por último, aunque no menos interesante, y para cerrar la intensa jornada, Jesús Rojano, director de Misión Joven nos ha hablado de pastoral en salida, otorgándonos unas claves muy interesante a la luz de la Evangelii Gaudium

Ha terminado su intervención con la cita que abre esta crónica: “Acoger, discernir, integrar y acompañar”, que no es más, ni menos, que el objetivo de toda la Pastoral Juvenil y Vocacional de esta, nuestra Iglesia. 

Desde 21 agradecemos a PPC Editorial su interés en jornadas de reflexión que muevan nuestras conciencias y nos ayuden a todos a seguir realizando nuestro trabajo (sea en el campo que sea) de manera más cercana al Evangelio y construyendo el Reino de Dios en comunión.

Más noticias

no-results-found-landing-news
  • {{item.subsection}}
    {{item.category}}
    {{item.subcategory}}
    {{item.tagName}}

    {{item.title}}

    {{item.plus_text}}
VER MÁS {{percentLoaded}}% loading...