Iglesia

Tamara Cordero

“Desde que te conocí, te amé”, la historia de la religiosa española Nazaria Ignacia que será canonizada el próximo 14 de octubre

 

La madre Nazaria Ignacia de Santa Teresa de Jesús March Mesa será canonizada el próximo 14 de octubre junto con el papa Pablo VI, Óscar Arnulfo Romero, Franceso Spinellli, Vicenzo Romano, María Katharina Kasper y Nunzio Sulprizio.

 

 

Esta religiosa madrileña nació en 1889 y murió en 1943. Aún en la Congregación de las Misioneras Cruzadas de la Iglesia, de la que es fundadora, quedan hermanas que la conocieron. Aunque todas hablan de ellas como si hubiesen vivido juntas, ya que Nazaria dejó mucho material escrito, un diario en cuatro tomos y diversas cartas, que sirven para conocerla a ella y conocer también su vida de entrega a la voluntad del Señor.

M. Daniela Pérez Ortiz, superiora general de las Misioneras Cruzadas de la Iglesia, nos cuenta mucho sobre su vida en un encuentro que ha tenido lugar en Madrid. Lo hace con una alegría inmensa, desprendiendo cariño y alabando la ardua tarea de esta religiosa que siempre ha querido salir a los márgenes y estar cerca de quien más lo necesitaba en cada momento.

Así nace esta congregación. En 1920 Nazaria, estando destinada en Oruro (Bolivia) y formando parte de la orden de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, escucha una voz interior que le dice: “Tú seras Fundadora y esta casa será tu primer convento”. Y en 1025 Nazaria es nombrada Abadesa del Beaterio de las Nazarenas y asume la misión de fundar una nueva congregación.             

Nazaria “tuvo la gracia de sentir lo que el Señor quería de ella. Pasa por muchas dificultades pero nunca olvida la voz del Señor que ya en su primera comunión le dijo 'tú, sígueme'”, nos cuenta la madre Daniela.

Desde sus inicios, las Misioneras Cruzadas de la Iglesia han querido responder a las necesidades del mundo tanto en la Iglesia como en la sociedad. Y así han dado forma a su carisma, con la misión fundamental de evangelizar pero haciendose corresponsables de la realidad que vive nuestro mundo. Ahora, en España, cada vez están más concienciadas con la posición dela mujer y la ayuda a los inmigrantes y menores.

Un milagro para María Victoria.

En el encuentro que hemos tenido con ellas también ha estado presente la Hna. María Victoria, en quien se realizó el milagro por intercesión de la Santa. A sus 92 años habla con una elocuencia y pasión que deja boquiabierto a cualquiera. Quién diría que precisamente fue el habla lo que perdió a raíz de un derrame cerebral. 

La historia de María Victoria tiene algo que destaca por encima de todo, y es la sencillez con la que hoy vive este milagro, aunque ella misma admite que “he tardado en asumir que he sido curada por el Señor y en intercesión por la madre Nazaria”.

En 2010 se quedó sin habla, a causa de un derrame cerebral, y de pronto, gracias a la Santa, comenzó a hablar de nuevo. Los médicos no se lo explicaban, incluso el neurólogo que la atendió en un primer momento le dijo: “Usted no puede hablar, sin duda esto es de Dios”.

Cuando se presentó su caso en Roma les respondieron que faltaban pruebas, pero entonces Mª Victoria acudió a un neurólogo español que constató que no tenía ningún tipo de secuelas del derrame, aunque en las pruebas médicas cerebrales seguía estando presente. El 26 de enero de este año el Papa Francisco recibió en audiencia al cardenal Angelo Amato, prefecto para las Causas de los Santos y autorizó la promulgación del decreto que reconoce este milagro atribuido a la intercesión de la religiosa madrileña. 

Bajar a la calle.

Hoy las Misioneras Cruzadas de la Iglesia están presentes en muchos lugares del mundo. Tienen 70 comunidades, en 21 países y cuatro continentes. También en España están presentes una familia de laicos que las acompañan en la tarea. En nuestro país cuentan con cuatro colegios, varias casas de ejercicios y colaboran en proyectos de Cáritas y además acogen inmigrantes.

"Bajar a la calle" es uno de los lemas de estas religiosas que no conciben su misión sin estar cerca de los más necesitados, sea de la forma que sea. Ya lo dijo Nazaria: “Me parece que estamos perdiendo lastimosamente el tiempo si no bajamos a la calle... con una mano extendida al Criador y otra a la criatura...”.

Sin duda una Santa que ya lo fue en vida y que nos deja un legado del que Francisco forma parte, ellas ya hace muchos años que arman lío, trabajan en los márgenes y son Iglesia en salida.

Celebremos junto a esta familia este momento tan importante.

 

 

 

Más noticias

no-results-found-landing-news
VER MÁS {{percentLoaded}}% loading...