Actualidad

Amnistía Internacional

106 países derogaron la pena de muerte en 2018

SJU01-PONCE-(PUERTO RICO)-28/04/05-El joven puertorriqueÒo Juan MartÌnez, permanece encerrado en una celda del penal
© Ricardo Figueroa

Con motivo de la publicación hoy de su informe global sobre la pena de muerte en 2018, Amnistía Internacional ha explicado que, el año pasado, las ejecuciones disminuyeron en casi un tercio en todo el mundo, alcanzando así la cifra más baja desde hacía, al menos, 10 años. 

Tras la reforma de su legislación antidrogas, las ejecuciones en Irán —país que recurre con profusión a la pena de muerte—, registraron un asombroso descenso de un 50%. Por su parte, Irak, Pakistán y Somalia mostraron también una notable reducción de las ejecuciones. En consecuencia, la cifra mundial pasó de 993 ejecuciones (como mínimo) en 2017 a 690 (como mínimo) en 2018.

El drástico descenso de las ejecuciones demuestra que, incluso los países más insospechados, están empezando a cambiar sus prácticas y a darse cuenta de que la pena de muerte no es la solución”, ha declarado el secretario general de Amnistía Internacional, Kumi Naidoo.

Pese al retroceso experimentado en algunos lugares, el número de ejecuciones consumadas por varios de los peores verdugos del mundo ha descendido de manera considerable. Se trata de una señal esperanzadora que indica que es solo cuestión de tiempo que este castigo cruel quede relegado al rincón de la historia, donde debe estar”.

Sin embargo, no todo fueron buenas noticias. Amnistía Internacional detectó un aumento de las ejecuciones en Bielorrusia, Estados Unidos, Japón, Singapur y Sudán del Sur. Tailandia llevó a cabo su primera ejecución desde 2009 y, en Sri Lanka, el presidente Maithripala Sirisena manifestó su intención de reanudar las ejecuciones tras una pausa de más de 40 años, llegando incluso a publicar, en febrero de 2019, un anuncio para buscar verdugos.

 

China siguió siendo el principal ejecutor del mundo, aunque se ignoraba la verdadera magnitud del empleo de la pena de muerte en ese país, al estar sus cifras clasificadas como secreto de Estado. Amnistía Internacional cree que, cada año, China condena a muerte y ejecuta a miles de personas.

 

En un gesto sin precedentes, las autoridades de Vietnam hicieron públicas las cifras sobre pena de muerte, admitiendo un mínimo de 85 ejecuciones en 2018. Este saldo confirma el lugar de ese país entre los cinco principales ejecutores del mundo: China (miles), Irán (al menos 253), Arabia Saudí (149), Vietnam (al menos 85) e Irak (al menos 52).

 

En general, las cifras de 2018 demuestran que la pena de muerte está claramente en retroceso y que en todo el mundo se están tomando medidas efectivas para poner fin a este cruel e inhumano castigo.

Al terminar 2018, 106 países habían abolido por ley la pena de muerte para todos los delitos, y 142 la habían abolido en la ley o en la práctica.

 

Amnistía Internacional se opone a la pena de muerte en todos los casos sin excepción, independientemente de quién sea la persona acusada, de la naturaleza o las circunstancias del delito, de su culpabilidad o inocencia y del método de ejecución.

Más noticias

no-results-found-landing-news
VER MÁS {{percentLoaded}}% loading...