Actualidad

Tamara Cordero

IV Conversaciones PPC: “Soy pobre, pero mi corazón es más rico que el suyo”

Ayer el auditorio del Colegio Mayor Mara en Madrid acogió las IV Conversaciones PPC organizadas por la editorial y el Instituto Superior de Pastoral bajo el título “No olvidéis la hospitalidad (Hb 1,13). Retos y respuestas pastorales a las migraciones”.

A lo largo de la mañana pudimos acercanos al fenómeno migratorio en nuestro país de la mano de Juan Iglesias Martínez, doctor en sociología y profesor en la Universidad Pontificia de Comillas que dirige la Cátedra de Refugiados y Migrantes Forzosos. Juan Iglesias nos instó a mirar la realidad desde fuera para contemplar que la inmigración en nuestro país va más allá de los “sin papeles” o del debate sobre las fronteras. Los inmigrantes forman ya parte de nuestra realidad y es que un 6,85 % de la población española llegó como inmigrantes y hoy forman parte de nuestra sociedad. La mayor parte de ellos se sienten integrados y la mayor parte de España realiza bien la acogida a los que llegan a nuestro país. “Tenemos que pasar a la inmigración real, ya forman parte del presente y de nuestro futuro, ese es el país en el que tenemos que invertir”, contaba Juan al auditorio.

Quizás por el trabajo en los márgenes que realiza la Iglesia, y la mayor parte de los presentes en la sala, la concepción de que los casos de migrantes que no son atendidos y no consiguen hacer valer sus derechos como personas es que son la mayoría, sin embargo Juan nos hizo salir de nuestro planteamiento inicial, con amplitud de miras, para reconocer que hasta ahora se han hecho cosas buenas en cuanto a la política de migraciones en nuestro país.

Jose Luis Segovia nos habló de la Iglesia ante el desafio de la inmigración, “cuanto más diferente es el otro más me remite al misterio del otro, de Dios, sin el otro no existe experiencia del Dios cristiano”, dijo.

Crítico con el derecho de extranjería que no busca el bien de las personas sino la expulsión, reclamó el “mismo contenido de derechos para los irregulares”. “Cuando el derecho cosifica está siendo un mal derecho y lo es lo que hace el derecho de extranjería, clasifica para cosificar”. Como Iglesia tenemos que estar presentes y ser partícipes del momento que estamos viviendo: “La acogida al extranjero forma parte de nuestro ADN cristiano y va a generar conflicto, si estamos del lado de los migrantes nos va a implicar tomar decisiones”, remarcó.

Por la tarde llegó el momento de darle la voz a ellos, a los migrantes. Sadio Keita y Arman Abujeyed llegaron con ganas de contarnos cómo se sienten en nuestro país y compartir con nosotros su experiencia.

Sadio, que vino a España desde Guinea Conakri, pasó 9 días en una patera en la que a mitad de viaje tuvieron que decidir qué personas saltaban al mar para que otras pudieran salvar su vida, relato que provocó unos instantes de silencio en el auditorio solo roto por su buen humor y sus ganas de bromear. Ahora vive con el sacerdote Jorge de DomPablo, al que entrevistamos en nuestra revista hace unos meses, junto con una decena de migrantes más. “Tengo dos familias, la de aquí y la de allí”, decía Sadio a la vez que le daba las gracias a Jorge por su acogida.

A él le cuesta mucho encontrar trabajo, ya que no tiene estudios. Cuando le preguntamos por la situación de la sanidad en nuestro país para los migrantes nos cuenta: “En África puedes pasarte la vida sin necesidad de un papel, ni para ir al médico, ni para trabajar, yo no sabía lo que era un papel hasta que llegué aquí”.

En cuanto a la criminilización de los migrantes que parece crecer en nuestro país, Sadio nos contó que a veces, cuando va en el metro, “las señoras agarran fuerte su bolso”. “Soy pobre, pero mi corazón es más rico que el suyo”, nos decía.

Armand cruzó 11 fronteras para llegar a nuestro país. Vino desde Bangladesh. Él si está trabajando, desde hace dos años, en un restaurante de comida rápida. Antes fue latero. “Vendía latas por la calle porque no podía trabajar sin papeles, pero tenía miedo, la polícia te multa y te quita las latas y es complicado pagar si no tienes dinero para vivir”. Armand reclamó que todos somos iguales y que nadie nace con papeles. “O todos con papeles o todos sin papeles”, reiteró al auditorio.

Para finalizar pudimos asistir a un conversatorio entre Pepa Torres y Patuca Fernández. La abogada de La Merced- migraciones denunció que “vivimos en la sociedad más amurallada de la historia, tenemos más muros que en la edad media”. Por su parte, Pepa, religiosa de la congregación Apostólicas del Corazón de Jesús reclamó al auditorio: “cuando una administración dice que no se puede forzar más, los cristianos tenemos que forzar para que se haga algo más”.

El portal VidaNueva Digital realizó una extensa cobertura de la jornada en la que podéis leer más información sobre lo compartido por cada uno de los ponentes: IV Conversaciones PPC.

Más noticias

no-results-found-landing-news
VER MÁS {{percentLoaded}}% loading...