Actualidad

Tamara Cordero

Así serán las misas durante la desescalada en España

GRAF8891. HUESCA, 11/04/2020.- Wilson Asensio ejerce como capellán en el Hospital San Jorge de Huesca y atiende, además, varias pequeñas parroquias próximas a la ciudad, una labor que se ha visto trastocada completamente a causa de la pandemia por coronavirus, con misas a través de Facebook y un apoyo humano, casi psicológico, al personal sanitario situado en la primera línea de choque.En una entrevista con Efe, este sacerdote, nacido hace 39 años en un barrio Colombia azotado por la pobreza y el conflicto armado con la guerrilla, asegura que la situación generada por la COVID-19 le ha llevado a reforzar su presencia tanto en el centro hospitalario como en sus parroquias. EFE/Javier Blasco
© JAVIER BLASCO

La Conferencia Episcopal española ha hecho público un texto de medidas preventivas para hacer frente a la desescalada planteada por el Gobierno de España en la que haciendo uso de las cuatro fases propuestas especificas el tipo de celebraciones que se podrán llevar a cabo en cada momento. 

En cuanto a las fases de aplicación el documento especifica lo siguiente: 

Fase 0: Mantenemos la situación actual. Culto sin pueblo. Atención religiosa personalizada poniendo atención especial a los que han perdido a seres queridos. Preparamos en cada diócesis y parroquias las fases siguientes.

Fase 1: Se permite la asistencia grupal, pero no masiva, a los templos sin superar el tercio del aforo, con eucaristías dominicales y diarias. Quizá con preferencia al acompañamiento de las familias en su duelo.

Fase 2: Restablecimiento de los servicios ordinarios y grupales de la acción pastoral con los criterios organizativos y sanitarios –mitad del aforo, higiene, distancia– y medidas que se refieren a continuación.

Fase 3: Vida pastoral ordinaria  que tenga en cuenta las medidas necesarias hasta que haya una solución médica a la enfermedad.

El 11 de mayo está previsto que España entre en la Fase 1 de desescalada por lo que el domingo 17 de mayo ya podríamos asistir a la eucaristía dominical en las iglesias. No obstante, la CEE ha especificado que "prorrogamos la dispensa del precepto dominical, invitando a la lectura de la Palabra de Dios y a la oración en las casas, pudiendo beneficiarse de la retransmisión a través de los medios de comunicación para quien no pueda acudir al templo", invitando de manera específica a que las personas mayores, enfermas o en sigutación de riesgo valoren la conveniencia de quedarse en casa. 

Durante la primera fase el aforo máximo de los templos será de un tercio, y de un 50% durante la segunda, respetando en todo momento la distancia de seguridad entre los fieles, recomendando el aumento del número de celebraciones si hay una concentración de fieles en alguna de las eucaristías. Otra de las recomendaciones de la CEE es la de utilizar mascarilla con caracter general. Además, las pilas de agua continuarán vacías y las puertas de las iglesias se mantendrán abiertas durante la entrada y salida de la misma, para evitar el contacto con manillas o pomos. 

A tener en cuenta durante la entrada a la celebración la CEE especifica en su comunicado lo siguiente: 

-Organizar, con personas responsables, la apertura y cierre las puertas de entrada al templo,ladistribución los fieles en el templo, el acceso a la hora de comulgar y  la salida de la iglesia al finalizar, respetando la distancia de seguridad

-Ofrecer gel hidroalcohólico o algún desinfectante similar, a la entrada y salida de la iglesia.

Además, durante la liturgia recomiendan: 

-Evitar los coros en la parroquia: se recomienda mantener un solo cantor o algunas voces individuales y algún instrumento. No habrá hoja de cantos ni se distribuirán pliegos con las lecturas o cualquier otro objeto o papel.

-El cestillo de la colecta no se pasará durante el ofertorio, sino que el servicio de orden lo ofrecerá a la salida de la misa, siguiendo los criterios de seguridad señalados.

-El cáliz, la patena y los copones, estarán cubiertos con  la “palia” durante la plegaria eucarística.

-El sacerdote celebrante desinfectará sus manos al empezar el canon de la misa, y los demás ministros de la comunión antes de distribuirla.

-El saludo de la paz, que es facultativo, se podrá sustituir por un gesto evitando el contacto directo.

-El diálogo individual de la comunión (“El Cuerpo de Cristo”. “Amén”), se pronunciará de forma colectiva después de la respuesta “Señor no soy digno…”, distribuyéndose la Eucaristía en silencio.

-En el caso de que el sacerdote fuera mayor, establecer ministros extraordinarios de la Eucaristía para distribuir la comunión.

Y a la salida de la celebración se deberá tener en cuenta lo siguiente:

-Establecer la salida ordenada de la iglesia evitando agrupaciones de personas en la puerta.

-Desinfección continua del templo, bancos, objetos litúrgicos, etc.

Con respecto al resto de celebraciones, para el perdón se recomienda mantener la distancia social salvaguardando la confidencialidad y utilizar mascarilla. Se pide que el rito del bautismo sea breve y que en la confirmación se utiilice durante la crismación un algodón o bautismo, al igual que para la unción en el bautismo. 

En la celebración del sacramento del matrimonio los anillos y arras deberán ser manipulados exclusivamente por los contrayentes y el rito de la unción de enfermos debe ser también breve, administrando los óleos con un bastoncillo o algodón. Por su parte los funerales y las exequias seguirán los mismos criterios que la eucaristía dominical, evitando los gestos de afecto que implican el contacto personal. 

Más noticias

no-results-found-landing-news
VER MÁS {{percentLoaded}}% loading...