Iglesia

Dios en los teclados

Si para la gran Teresa entre los pucheros andaba el Señor, para Cristina Inogés y Fernando Cordero ss.cc., colaboradores de nuestra revista 21, su presencia se reduce a algo más pequeño que las cazuelas: los signos ortográficos, quizá imperceptibles o no valorados para algunos, pero que, sin embargo, su uso correcto evidencia una comunicación clara y alejada de posibles ambigüedades. No en vano, son garantes -como buenos guardias urbanos- de que el tráfico discursivo fluya sin provocar atascos monumentales que impidan la circulación de los mensajes. Un original encuentro con Dios en lo cotidiano y en los temas de frontera para la Iglesia y nuestro mundo es lo que se proponen los autores de “Dios anda entre puntos y comas”, su primer libro en conjunto que acaba de editar PPC.

Con el libro se nos invita a entrar en diálogo, en relación, la ortografía con la fe, las inquietudes de un campo con las de otro aparentemente diferente. Cuando los distintos se aventuran al diálogo, la cosecha es de lo más alentadora e imprevisible, da pie a la creatividad y a desbordar los límites establecidos hasta el momento en los respectivos ámbitos. De ahí que Fernando y Cristina se hayan tomado alguna licencia, como la inclusión de la arroba como signo ortográfico -aún no admitido por la Real Academia de la Lengua Española-, el asterisco y la almohadilla. Como tantas cosas, lo normativo viene después del uso de los hablantes. Igual pasa con las enseñanzas del magisterio de la Iglesia a lo largo de los siglos, también se enriquecen e interpretan de otra manera a la luz del Espíritu y del peregrinar del Pueblo de Dios.

Desde hace tiempo ambos tenían muchas ganas de escribir algo juntos. Lo que nunca pensaron fue en hacerlo a 10.965 km. de distancia, que son los kilómetros que separan Santiago de Chile de Zaragoza. Gracias a los medios de comunicación no fue ningún problema, al contrario, le añadió una sensación de sorpresa.

Esta lectura puede llevar a una fecunda relación y a hallazgos inesperados, inspiradores para la vida cotidiana de cada uno. Relacionemos los signos ortográficos con las diferentes señales o necesarias indicaciones para vivir una vida cristiana desde la ortografía evangélica inserta en el discurso de Jesús.

El prólogo de este volumen lo firma Mª Ángeles Fernández Muñoz, directora de Últimas Preguntas de TVE, donde señala:

“Los autores, a los que creo que puedo llamar mis amigos, Cristina y Fernando, nos instan en este viaje a mirar a lo alto, a las estrellas que inspiran el pequeño asterisco, y seguir, como los Magos de Oriente, el camino que nos indican. Pero siempre tocando tierra, como hace el guion bajo del teclado, para desde allí, abrir las puertas del Cielo...”.

Más información: bit.ly/3ecvC39

Más noticias

no-results-found-landing-news
VER MÁS {{percentLoaded}}% loading...