España

Una de cada tres llamadas al Teléfono de la Esperanza está motivada por la crisis económica

Por todas las enfermedades mentales y físicas que está causando la crisis económica y con motivo del Día de la Escucha, que se celebra el 15 de noviembre, el Teléfono de la Esperanza ha elegido este año el lema “Si nos ayudamos, ¡PODEMOS!”

 
-ENCABEZADO-Cartel de la campaña del Teléfono de la Esperanza en el Día de la Escucha

Una de cada tres llamadas al Teléfono de la Esperanza está motivada por la crisis económica

Acto en la Universidad Pontificia Comillas con motivo del Día de la Escucha

Por todas las enfermedades mentales y físicas que está causando la crisis económica y con motivo del Día de la Escucha, que se celebra el 15 de noviembre, el Teléfono de la Esperanza ha elegido este año el lema “Si nos ayudamos, ¡PODEMOS!”

De las 99.825 llamadas atendidas el último año por los voluntarios de los 28 centros del Teléfono de la Esperanza en España, una tercera parte ha sido efectuada por personas que sufrían altos niveles de estrés, ansiedad, depresión y/o insomnio a consecuencia de estar en el paro, tener miedo a perder el empleo o padecer dificultades económicas. Asimismo, muchos de estos llamantes manifestaron que la relación con algunos miembros de su unidad familiar se había deteriorado de manera importante a causa de discusiones por problemas de dinero.

El desempleo causa estragos no solo a nivel económico, la pérdida del trabajo es demoledora también para la salud mental y física de las personas. El desempeño de un trabajo ha sido socialmente asumido como uno de los elementos más importantes de identidad, refuerzo y desarrollo personal, de modo que el paro involuntario de larga duración supone un duro golpe para la autoestima y la estabilidad emocional, incluso aunque los recursos económicos estén asegurados por un periodo de tiempo. La ansiedad desencadenada por la pérdida de un trabajo y las escasas perspectivas de encontrar otro a corto plazo desembocan con frecuencia en un profundo malestar psicológico, con el agravante de que muchas personas (más en el caso de los hombres que de las mujeres) no piden ayuda a su entorno por vergüenza o por orgullo. Por este motivo, algunos parados se van aislando de sus relaciones habituales hasta permanecer recluidos en sus casas.

Alteraciones de la salud

Trastornos mentales como la depresión o la ansiedad tienen más del doble de incidencia entre los desempleados (se estima que puede afectar al 34% de este colectivo) que a las personas activas en el mundo laboral (un 16% de incidencia).

Cuanto más se prolonga la situación de desempleo, mayor es el riesgo de sufrir una crisis de ansiedad, presentar un cuadro depresivo, padecer insomnio o algún trastorno adaptativo.

Por otra parte, los estados emocionales muy negativos e intensos perjudican de manera considerable la salud física de las personas. Así, por ejemplo, cuando un postinfartado padece una depresión, las posibilidades de sufrir otro ataque al corazón se duplican.

Por todas estas enfermedades mentales y físicas que está causando la crisis económica y con motivo del Día de la Escucha, que se celebra el 15 de noviembre, el Teléfono de la Esperanza ha elegido este año el lema “Si nos ayudamos, ¡PODEMOS!” para hacer una llamada de atención a los ciudadanos para que sean conscientes de que muchas personas de su entorno se sienten muy solas, aisladas, con una gran necesidad de ser escuchadas. Entre éstas, cabe señalar especialmente a todas las personas que son víctimas de las consecuencias de la crisis financiera y económica.

Además, el Teléfono de la Esperanza quiere hacer hincapié en los recursos que todos tenemos para superarnos en tiempos difíciles y en las técnicas terapéuticas que pueden ayudarnos a salir adelante. Y que para recibir ayuda, hay que pedir ayuda.

Con motivo de la celebración del Día de la Escucha, el Teléfono de la Esperanza ha organizado, conjuntamente con la Universidad Pontificia Comillas, un acto de sensibilización sobre los efectos beneficiosos para todos que tiene la promoción de una “cultura de la escucha”, indisolublemente ligada a la cultura del respeto al otro, porque sólo a través de la escucha profunda y respetuosa es posible establecer y mantener relaciones positivas y constructivas.

Este acto tendrá lugar el viernes 15 de noviembre, a partir de las 17:30 horas, en el Salón de Actos de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería (ICAI), en la calle Alberto Aguilera, 25. Consistirá en la conferencia “Escuchar en las crisis”, pronunciada por escritor Luis González-Carvajal, y en una mesa redonda, moderada por el periodista y escritor Pedro Miguel Lamet, en la que intervendrán: Eladio Morales, presidente del Teléfono de la Esperanza de Madrid; Rosalía Portela, directora de Obras Sociales de Caritas Madrid; y Javier Martín, responsable del Servicio de Emergencia Social de la Comunidad de Madrid. También participarán en este acto Ana García-Mina, vicerrectora de Servicios a la Comunidad Universitaria y Estudiantes de la UP Comillas; José Mª Jiménez, vicepresidente de la Asociación Internacional del Teléfono de la Esperanza; y Carlos Izquierdo, viceconsejero de Familia y Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid. La entrada es libre hasta completar el aforo.

 
 

Más noticias

no-results-found-landing-news
  • {{item.subsection}}
    {{item.category}}
    {{item.subcategory}}
    {{item.tagName}}

    {{item.title}}

    {{item.plus_text}}
VER MÁS {{percentLoaded}}% loading...