Opinión

Fernando Redondo

Francisco con 21 en su centenario

Nuestro colaborador y amigo, Fernando Redondo, ha logrado que Francisco se una a nuestro centenario, de una manera muy hermosa, en el inicio de su recién estrenado matrimonio en Roma.

Remendar la Paz

“¡Papa Francisco, la revista 21 cumple 100 años, cumplimos 100 años al servicio de la Misión!”. Y entonces el Obispo de Roma, el Papa, se giró buscándonos...

De esta manera comenzaba nuestro encuentro con el Papa Francisco, durante la Audiencia General del pasado miércoles 23 de mayo. Hasta allí había llegado con Elena Álvarez, mi esposa, unos días después de haber celebrado el Sacramento del Matrimonio, en una ceremonia presidida por el Arzobispo de Toledo, don Braulio, acompañado del Obispo Auxiliar de Toledo, don Ángel, del Obispo Emérito de Segovia, don Ángel, y de unos cuantos amigos sacerdotes. Todos ellos, junto a nuestros familiares y amigos, nos hicieron vivir un día pleno de celebración matrimonial.

Llegábamos a Roma, al Vaticano, para recibir la bendición del Papa Francisco, para mantener algunos encuentros misioneros (entre ellos con nuestros amigos de la Fraternidad Misionera Verbum Dei y la ayuda constante del Padre David Rolo y el Padre Gerardo Roncero), para visitar a responsables de las Obras Misionales Pontificias y de la Agencia Fides, para vivir la universalidad de la Iglesia Católica, esa universalidad que solo podemos entender al reconocer la naturaleza misionera de la Iglesia. A ello nos ayudó también el estar alojados en el Centro Internacional de Animación Misionera (CIAM), en el recinto de la Pontificia Universidad Urbaniana, donde pudimos hablar con amigos llegados de Colombia y Nigeria, que estaban involucrados, como nosotros, en la animación misionera y en la cooperación misionera.

Llegábamos a Roma también con un doble objetivo sencillo: entregar al Papa Francisco el “detalle” misionero de nuestra boda y hacerle entrega de la revista 21, de dos ejemplares, uno de ellos el extraordinario número que se ha elaborado con motivo de su centenario. La segunda encomienda surgió de un diálogo con nuestro director, Fernando Cordero ss.cc., que nos decía “seguro que lo lográis”.

Había muchos otros matrimonios, llegados de múltiples lugares del mundo. A nuestro lado teníamos un matrimonio mexicano, que también se habían casado el 19 de mayo, otro matrimonio de Rusia, uno de Japón, otros de Argentina... ¡qué universalidad la de la Iglesia Católica! Tantos y tantos matrimonios provocaba la posibilidad de que no pudiéramos hablar con el Papa Francisco, pero estábamos llenos de esperanza: ¡no pasaba nada! Ya habíamos escuchado sus palabras, donde habló de los Sacramentos del Bautismo y la Confirmación, y estamos viviendo un momento único en Roma.

El Papa Francisco comenzó a saludar a todos y cada uno de los nuevos esposos. Nosotros lo veíamos a una “distancia”, pero Elena consiguió llegar a su lado y hacerle entrega de nuestro regalo solidario y misionero de bodas, con el que vamos a colaborar con la ONGD Misión América. Y en ese momento... levanté mi voz, y dije: “¡Papa Francisco, la revista 21 cumple 100 años, cumplimos 100 años al servicio de la Misión!”. En ese instante los matrimonios que estaban delante se apartaron, el Papa Francisco se acercó, me miraba y comencé la conversación.

Primero le recordé que la revista cumplía 100 años, le hablé del trabajo de la Congregación de los Sagrados Corazones (agradeciendo su labor y su empeño en la comunicación con esta publicación con la que colaboro), le dije que el director me había pedido que le entregara dos ejemplares, explicándole en qué consistían los mismos. El primero que le mostré fue el número de enero de 2018, en el que se hablaba de que tenemos que tejer la paz y aparecía una imagen del Papa Francisco. Se lo dije, “hablamos de su petición, Papa Francisco, de tejer la Paz”. Entonces el Papa me miró e hizo un comentario importante: “no solo tenemos que tejer la Paz sino también remendar la Paz, trabajen por ello”.

Todo este momento lo estábamos viviendo con ¡gran emoción! El Papa había agarrado por un lado la revista 21 y por el otro estábamos nosotros, sin soltarla todavía. Una conversación breve, pero que nos muestra la preocupación constante del Papa Francisco por la Paz. ¡Es algo constante en su pontificado y ahí desde la pastoral misionera también nos sumamos!

Una última cosa me dio tiempo a comentarle... había recibido momentos antes un correo electrónico de Nicolás Castellanos, que lo había leído antes de la Audiencia General. Nicolás me agradecía el artículo “A la intemperie”, publicado en la revista 21, y me decía “me ha gustado, aplicas lo que dice el Obispo de Roma, Francisco”. Eso lo comenté con Francisco, en un breve tiempo que dio para mucho, y nos dijo “no se cansen de trabajar por la Misión”.

¡Y hasta aquí hemos llegado! ¡Lo hemos logrado! El Papa Francisco, en el año del centenario de la revista 21, la recibió, la recogió, la tiene entre sus manos. El Papa Francisco nos ha pedido que remendemos la paz y que trabajemos por la Misión... ¡qué más podemos decir! Gracias a Dios y mostrarnos como un matrimonio dispuesto a colaborar y hacernos partícipes de la Misión, porque “Yo soy una misión en esta tierra, y para eso estoy en este mundo” (EG 273)

Más artículos

no-results-found-landing-news
  • {{item.subsection}}
    {{item.category}}
    {{item.subcategory}}
    {{item.tagName}}

    {{item.title}}

    {{item.plus_text}}
VER MÁS {{percentLoaded}}% loading...