Mirar

Jaime Torres, miembro de la parroquia San Víctor de Madrid.

Lo que sé de ti... Carolina Moyano

Un don para la música

En muchos aspectos de la vida, y no solo en televisión, buscamos personas que tengan un don, algo que les hace especiales, algo así como un factor X. No es tarea fácil porque los dones con los que nacemos necesitan desarrollarse a lo largo de la vida para ver la luz. Esto es lo que ha conseguido Carol. Si sois asiduos a los programas de música probablemente os sonará su nombre. Junto a su compañera Ana forman el grupo W-Caps, una de las sensaciones del programa musical Factor X. Ana es la voz, Carol la música, juntas son mucho más que eso.
Nació en Madrid un 10 de mayo hace 23 años y estudió en el Colegio Virgen de Mirasierra ss.cc. Fue allí donde se empezó a mostrar como una persona diferente, una excelente estudiante y una gran compañera que siempre tenía una sonrisa para todos, una palabra de ánimo en los momentos difíciles, y unos acordes de guitarra para los mejores momentos.
La música siempre ha formado parte de la vida de Carol. Premio Damián al referente escolar por sus valores y empatía, durante el tiempo vivido en las aulas no solo quiso ayudar a los demás, sino también crecer interiormente, ir más allá.
Cuando se decidió por la arquitectura, cuyo estudio requiere sacrificio y gran dedicación, supo compaginarlo con su vida de fe: daba catequesis en la parroquia de San Víctor, participaba en convivencias de verano y maduraba su fe en las comunidades juveniles. Precisamente fue en el seno de su comunidad donde se puso en marcha el voluntariado Calor y Café para la atención y acompañamiento de personas sin hogar.
Unos de los espacios desde los que Carolina ha vivido intensamente su fe es la música. La guitarra la acompañaba a todas partes. Y precisamente es la música la que la ha dejado entrar en nuestros hogares a través del programa Factor X. Ya habían participado en Italia y ahora han llegado hasta la final en la versión española de este formato.  
Carolina tiene un don para la música, sí. Pero tiene otros muchos más difíciles de encontrar: el don de servir a los demás, el de perseguir los sueños y el de la fe. No hay duda, tiene el Factor X.

Más artículos

no-results-found-landing-news
  • {{item.subsection}}
    {{item.category}}
    {{item.subcategory}}
    {{item.tagName}}

    {{item.plus_text}}
    {{item.button_text}}
VER MÁS {{percentLoaded}}% loading...