Mirar Texto: Ángeles López / Foto: Victor Cucart, Mercedes Aguilar y Gregorio González

María de León: "El éxito radica en serte fiel"

© GREGORIO

Licenciada en Ciencias Ambientales, María de León es consultora de Viajes & Estilo y ‘coach’ especializada en actividad digital responsable. O lo que es lo mismo, acompañar a los jóvenes en el uso de las redes sociales con principios y valores. Autora del libro “Vestir con estilo”, huye del concepto ‘fashion victim’. Solidaria por naturaleza, se vuelca con varias fundaciones como Cooperación Internacional, Aladina, Menudos Corazones y Nuevo Futuro.

Esta emprendedora, nieta de condes e hija de marqueses, solidaria por naturaleza y creyente sin aspavientos, tuvo la valentía de escribir un post en www.marialeonstyle.com titulado: “Quiero y necesito escucharte mejor”. En él, desvelaba su discapacidad auditiva, algo más que un paso al frente. 

¿Cuánto queda de Mariquita en la María de hoy?

Afortunadamente, muchas cosas. Esa inocencia tan característica de la gente joven, de alguna manera, sigue intrínseca en mí. Aunque los años te aportan mucha experiencia, creo que es bueno que parte de esa inocencia y espontaneidad nunca la perdamos porque conecta mucho más con otras personas que cuando andamos con un escudo puesto, con desconfianza y creyendo que lo sabemos todo.

El amor y la familia son sus pilares, pero las familias también son fuente de conflicto y traumas... ¿Cómo conjugar su importancia y, al tiempo, relativizar problemas?

Evitando personalizar, quitando importancia a las cosas que no las tienen, cambiando la perspectiva de la mirada, practicando la paciencia y la tolerancia, tratando de acallar nuestra mente con pensamientos que nos generan emociones negativas y ver el lado bueno que siempre tienen las personas.

¿Qué significó crecer en el Palacio de la Condesa de Lebrija? 

Un orgullo familiar del que he sido consciente a medida que he ido creciendo y abriendo más los ojos. Mi antepasada, la Condesa de Lebrija, fue una gran mecenas del arte en la Sevilla de finales del S.XIX y principios del XX.  Hoy no solo mi familia, también público de todo el mundo puede disfrutar de las maravillas artísticas que ella fue atesorando a lo largo de su vida, puesto que nuestra Casa-Museo está abierta al público. Al margen de esa misión artística de la familia, en esa casa hemos vivido muchos momentos muy especiales de nuestra vida privada. Por ejemplo, yo ahí hice mi primera comunión y también me casé y recuerdo con especial cariño las comidas navideñas que celebrábamos cada año.

¿Recuerda el primer momento en que conectó con la naturaleza?

Fue los domingos que pasábamos en nuestra finca familiar de Carmona durante mi infancia y adolescencia. Mi abuelo nos reunía a todos y era un plan fantástico.

Graduada de la primera promoción de Ciencias Ambientales de la Universidad Pablo de Olavide, ¿qué le hizo alternar el aire libre con el mundo de la moda?

El destino… Conocí a Eric Yerno, cofundador de la Agencia de Comunicación Replica y él acabó convirtiéndose en mi jefe. Ahí arrancó mi carrera en el mundo de la comunicación. Empecé en el sector de la moda de lujo y hace siete años me especialicé en el área de Viajes y Estilo.

¿Cómo aporta su granito de arena en la batalla contra la contaminación? 

Primero, aplicando la filosofía y el pensamiento crítico: “Piensa y luego compra”, como decía una de las campañas de publicidad de la marca española Adolfo Domínguez que tanto me gusta, ya que más que vender y vender, se preocupa de que el cliente reflexione. Es decir, me gusta no comprar de manera impulsiva sino cuando realmente necesito algo y si sé que voy a poder usar esa prenda otras temporadas. Reciclar y repetir vestido, para mí, jamás pasará de moda ni me acompleja en absoluto. Además, soy muy fan de la “moda lenta” (“Slow Fashion”) de gran calidad, creada a mano y con mucho cariño por pequeños comercios locales, artesanales y sostenibles que contaminan lo mínimo. Me gustan las firmas que apuestan por la sostenibilidad y protección del medio ambiente. Para mí es siempre importante “vestir con sentido”, que consiste en conocer cuál es la historia que hay detrás de cada prenda que me pongo. No me gusta el fenómeno “fashion victim”. La moda debe estar al servicio de las personas y no las personas al servicio de la moda. Creo que no hay mejor tendencia que “ser tú mismo” al margen de lo que se lleve en el momento.

Su tía, marquesa de Méritos, es la presidenta de la Real Academia de Bellas Artes de Sevilla ¿Es ella, o su admiración por Peggy Guggenheim, quien le despierta el gusanillo del arte?

Pues un poco todo… Crecer rodeada de arte, presenciar conversaciones de gente muy experta en la que se aprende mucho, haber estado casada con un artista que me enseñó muchas cosas, mis viajes en los que he visitado importantes exposiciones…

De “El Blog de María León”, en Asmoda, nace el consultorio de moda y, a la vez, su primer libro, “Vestir con estilo”...

Escribir mi libro fue la consecuencia de ver la necesidad que había por parte de muchas mujeres de ser asesoradas en cuestiones de estilo. Era increíble la cantidad de consultas que recibía cada día y quise crear este libro a modo de manual que perdurara en el tiempo. De hecho, llegué a la 4ª edición ¡y se sigue vendiendo! Relacionar las formas corporales con instrumentos de música me pareció original y, sobre todo, dejaba patente lo que me gusta la música. Yo considero la música una medicina que nos ayuda a conseguir bienestar, ya que te eleva y te hace sentir genial, al menos, a mí me pasa.

En un día a día profesional puede vivir grandes encuentros con figuras que van desde Valentino hasta el Papa Francisco, ¿cuál de todas le ha marcado?

Cada persona que me encuentro en mi vida representa una historia, y para mí tiene el mismo valor. Cierto es que ver al Papa Francisco y a otras personalidades relevantes no ocurre todos los días pero, con ellos, aunque he tenido la oportunidad de conocerlas personalmente, fue de manera fugaz y tampoco tuve ocasión de tener conversaciones profundas, que es como me gusta conocer a las personas. Recuerdo que David Beckham fue compañero de mesa en una cena a la que fui en un momento dado y me pareció muy sencillo, educado y atento a los detalles, y con Hugh Grant llegué a bailar una sevillana. Pero si me tuviera que quedar con alguien al que ya considero amigo es con Manolo Blahnik, porque estar con él es como vivir un momento de película y son muy enriquecedoras sus conversaciones enciclopédicas.

Es romántica, ¿ha encontrado el compañero de vida que estaba buscando?

Los hombres con los que he tenido alguna relación amorosa a lo largo de mi vida son fantásticos y todos han dejado una huella bonita en mi corazón. Con cada uno de ellos he vivido experiencias maravillosas y he sacado muchas enseñanzas que me han ayudado a evolucionar como persona. De hecho, yo soy de encariñarme mucho y, aunque la relación no haya prosperado, sí que sigo teniendo un vínculo de cariño y, de vez en cuando, por alguna de las dos partes, surge un mensaje o llamada inesperada, ya sea para felicitar un cumpleaños, dar la enhorabuena por algún acontecimiento o simplemente pedir ayuda por algún tema. Eso me hace sentir muy feliz porque yo creo que es el resultado de haber tenido relaciones basadas en la honestidad y el respeto y de las que no guardo nada de rencor. El amor va de eso ¿no? Buscar lo mejor para el otro, ya sea juntos o separados. Estoy soltera desde hace tiempo, pero en los últimos años he vivido de aquí para allá y muy centrada en mi trabajo de comunicación de viajes pero, aunque no haya tenido pareja, sí he recibido y dado mucho amor de otra manera. Quién sabe, quizás aparezca ese compañero de vida. Yo no busco, trato que sucedan las cosas de manera natural y me dejo guiar por mi corazón. Ahora que acabo de cumplir 40 años, esa relación la enfocaría de una manera diferente a cuando tenía 25, cuando lo que me pedía el corazón era casarme y tener hijos. Ahora pienso más en una relación madura basada en compañía, aprendizaje, crecimiento y  exploración (física y mental) juntos y respetando espacios. La verdad es que me haría mucha ilusión conocer a esa persona, hacer grandes cosas junto a él y envejecer juntos.

”Quiero y necesito escucharte mejor” fue un post valiente que publicó verbalizando su problema auditivo. ¿Por qué dió ese paso al frente?

Porque quería ayudar a otras personas que usan audífonos para que perdieran los complejos…

¿Cómo sobrevino el problema?

Fue por un medicamento que me tomé para no coger la enfermedad de la malaria en un viaje a Congo que iba a hacer.

Nos ahorramos muchas sandeces no teniendo bien el oído..., pero también nos perdemos muchas cosas. ¿Qué es lo que más echas de menos? Los audífonos pueden ser un poco latosos de usar porque tienes que limpiarlos a menudo, no puedes llevarlos a la playa ni mojarlos pero, eso sí, te hacen la vida más fácil… Echo de menos escuchar cuando me hablan con susurros..

¿Y qué fue la primera cosa que le emocionó escuchar con nitidez?

Entender mejor a las personas y muchos detalles de sonidos que antes de los audífonos me perdía.

¿En qué forma, si la hay, ha alterado su vida la discapacidad auditiva que sufre?

En que me cuesta mucho más entender lo que las personas me dicen pero si se avisa de la discapacidad, la gente se suele volcar y hablarte más alto y claro. Eso sí, yo siempre evito lugares con música alta, con lo cual hay muchos planes típicos que te proponen y que es imposible hacerlos.

¿Y en qué modo le ha engrandecido el problema auditivo?

En sentir más la compasión de la gente por tu problema…

¿Qué le diría a alguien que acaba de enterarse que tiene una pérdida auditiva seria?

Que vaya a un especialista para hacerse un buen estudio y ver si tiene solución para recuperarla. Si no hay más remedio, recomendaría audífonos porque pasará a mejor vida y, por otro lado, llevar un estilo de vida acorde a su discapacidad y cuidar como oro en paño la audición para que la pérdida no vaya a más.

Confiaba en que la COVID-19 nos hiciera más solidarios, y nos llevara a pensar que el mundo es uno y lo que haga cada persona afecta al resto... ¿Sigue convencida?

Para mejorar el mundo el cambio comienza por uno mismo. Confío en que las personas sepan entender la importancia de este mensaje y actúen con responsabilidad individual para que podamos vivir en un mundo cada vez mejor.

Siendo los tres objetivos principales del coaching descubrir el verdadero ser, el sentido de la vida y el camino para conseguir los retos propuestos, ¿Cómo se expresan en Think2BU y qué es?

Think 2BU es un proyecto al que tengo gran cariño y que lancé hace un par de años después de completar mi formación como coach en la Universidad Francisco de Vitoria. Lo llevé a cabo porque después de nueve años haciendo uso de las redes sociales me di cuenta que muchas personas, especialmente jóvenes, estaban sufriendo consecuencias negativas como crisis de ansiedad, bajada de autoestima… Incluso, algunos llegaron a quitarse la vida. Una tremenda tragedia. Mi objetivo era dar mi testimonio, sumado a un contenido académico de coaching, para ayudar a reflexionar sobre cómo conseguir desarrollar una actividad digital sana y responsable. El primer paso para esa tarea es trabajar el autoconocimiento. Pienso que la base del éxito, ese que te hace sentir bien contigo mismo, radica en “ser tú” y en ser fiel a tus principios y valores. De ahí que llamara a mi proyecto: Think 2BU. A día de hoy desarrollo mi labor impartiendo conferencias presenciales en colegios, universidades, fundaciones…

La filantropía siempre ha sido para usted una inquietud, ¿en qué está embarcada ahora? 

Yo creo que poner los ojos en las necesidades de los demás es algo importante para alcanzar la felicidad. Primero porque alegras la vida de las personas y luego porque cuando te centras en los problemas de los demás, los tuyos consigues que ya no te afecten tanto. Colaboro con varias ONG y también he lanzando un movimiento en redes sociales bajo el nombre de @surfthewaveml (Surf the Wave ML) para promover diferentes valores en las redes sociales.

Cuénteme dónde la sitúo, porque es complejo seguirle la pista: modelo, editora, consultora, curadora, autora, comunicadora, coach

Reinventarme forma parte de mi naturaleza y cuando considero que ya he dado todo de mí en un proyecto concreto, tengo que buscar nuevas motivaciones. Toda mi carrera profesional ha estado enfocada en la comunicación y ha ido evolucionando en paralelo a mi desarrollo personal. De ahí que después de trabajar en un mundo tan centrado en la imagen como es el de la moda, después me enfocara más en el ámbito de los viajes para conocer otras culturas y, posteriormente, acabara siendo coach y también escritora. Siempre me he movido por mis inquietudes y valores y es lo que seguiré haciendo también ahora.

Querida mujer multidisciplinar, para terminar, ¿le apetece contar a nuestros lectores lo que es la “pichina real”?

¡Que fuerte que sepas eso! Es mi almohadita, de la que no me separaba ni un segundo hasta que cumplí los 10 años, ¡qué recuerdos! (risas).

Más artículos

no-results-found-landing-news
VER MÁS {{percentLoaded}}% loading...