Despertar

Tamara Cordero

Aurelio Cayón ss.cc.: "Los religiosos hemos de ser testimonio"

Durante el mes de julio se ha celebrado en El Escorial, Madrid, el IV Capítulo de la Provincia Ibérica de la Congregación de los Sagrados Corazones. Durante el mismo, se ha definido el plan estratégico a seguir por los hermanos durante los próximos años y se ha renovado el Gobierno Provincial, en el que Aurelio Cayón ha sido elegido como Superior, y Pedro Gordillo, Enrique Losada, Francisco Cruz y José Luis Pérez, como miembros del Consejo Provincial.

En su deseo para el futuro más próximo está el hacer de la Provincia Ibérica una comunidad de hermanos que cuidan su relación personal con Cristo y su formación para la misión, vinculándose al proyecto de la Provincia. También el vivir en comunidades intergeneracionales y fraternas, con proyección pastoral, austeras, solidarias y atentas a los que más sufren. Aurelio Cayón ss.cc. nos recibe al finalizar una reunión, implicado y trabajando por dar forma al proyecto común que acaban de definir.

Tras la celebración del IV Capítulo de la Provincia Ibérica, ¿qué asuntos preocupan a los religiosos?

Ser útiles a la Iglesia y a la sociedad, servir a los hombres y mujeres de nuestro tiempo, a las personas concretas. Nos preocupa el cuidado de nuestra interioridad, de aquello que nos sostiene en nuestra vocación y misión. También que la disminución en número no sea vivida como un empobrecimiento sino como una oportunidad evangélica. Nos preocupa la calidad pastoral en nuestros colegios, parroquias y otras obras, ser Iglesia en salida e ir a los márgenes. La formación, desde que entramos en la vida religiosa hasta el final, y el cuidado de nuestros hermanos en todas las etapas de la vida. Nos preocupa la pastoral juvenil y, particularmente, la pastoral vocacional. Y por supuesto, también el ser sostenibles y contribuir a la sostenibilidad de nuestro mundo.

La falta de vocaciones en la Iglesia se ha convertido en una realidad para cualquier institución religiosa, ¿cómo le hacéis frente?

Hay que decir que las vocaciones las despierta el Señor. Sin olvidar esto, la pastoral juvenil y vocacional es una de nuestras tareas de especial dedicación. Mediante ella, queremos dar a los jóvenes la oportunidad para tener un encuentro personal con el Señor que los lleve a hacerse la pregunta de qué quiere Dios para mí. Una herramienta imprescindible es el acompañamiento personal. También la formación de comunidades o grupos de fe. Y es muy importante el encuentro con los hermanos, la apertura de las comunidades y todo aquello que posibilita que se pueda llegar a conocer y querer nuestro estilo de vida.

Una consecuencia directa es el aumento de la edad media de los religiosos, por lo que el cuidado de los mayores se torna muy importante.

Dicen nuestras Constituciones que “al entrar en la Congregación nos comprometemos a iniciar un proceso de formación, crecimiento y renovación que dura toda la vida” (art. 66). Es importante recordar que, independientemente de nuestra edad o situación física, participamos de la misión de la Congregación. Por eso, no podemos prescindir de nuestros hermanos mayores, sino que hemos de cuidarlos humana y espiritualmente para que sigan dando testimonio de entrega al Señor hasta el final. En la sociedad del descarte, que tanto denuncia el papa Francisco, los religiosos hemos de ser testimonio profético también en este aspecto.

Francisco nos insta una y otra vez a la Conversión Misionera, ¿cómo responde la Provincia Ibérica a esta llamada?

Las palabras y escritos de Francisco son siempre fuente de inspiración y estímulo para nosotros. La exhortación apostólica “Evangelii gaudium”, la encíclica “Laudato si” y otros documentos suyos han estado presentes en nuestro Capítulo. La invitación que nos hace a ser discípulos misioneros, al cuidado de la casa común y a la defensa de los más vulnerables es una llamada a la responsabilidad desde lo más genuino del Evangelio. Como Provincia, queremos formar parte de la Iglesia en salida a la que Francisco nos anima, que el compromiso con los márgenes sea trasversal en nuestra vida y en nuestras obras.

En un tiempo en el que tanto se habla sobre el papel de la mujer en la Iglesia, la Congregación de los Sagrados Corazones desde sus inicios es una familia de religiosos y religiosas.

Efectivamente. Así lo intuyeron nuestros fundadores y así es reconocido por la Iglesia. Las ramas femenina y masculina tienen su propia autonomía, pero comparten una misma vocación y misión. Como signo de esto, la Coordinadora del Territorio de España de nuestras hermanas ha participado en nuestro Capítulo Provincial. La misión de la Congregación no es propiedad de nadie, pertenece al Señor. Hermanos y hermanas somos enviados a servir, compartiendo carisma y espiritualidad. Creemos en un mundo y en una Iglesia en la que mujeres y hombres estamos llamados a aportar lo mejor de cada uno, pudiendo vivir y trabajar juntos, en igualdad.

¿Cómo sigue vivo el espíritu del Padre Damián en ustedes?

Ser hermanos de Damián de Molokai es para nosotros motivo de alegría y agradecimiento, nos estimula y nos interpela. Su espíritu sigue vivo en nosotros cuando salimos a la misión, cuando profundizamos en la celebración de la Eucaristía o en la Adoración eucarística, cuando buscamos servir a los más pobres, cuando arriesgamos la propia vida. Ser misionero es lo que movió toda su acción, sintiendo en ello la alegría del Evangelio.

Esta revista la forman miles de suscriptores fieles a los Sagrados Corazones y al Padre Damián, ¿qué les diría?

La Revista 21, ya más que centenaria, forma parte de la familia Sagrados Corazones y de la misión de la Provincia Ibérica. Lo primero que he decir a los suscriptores es: muchas gracias por su fidelidad. Gracias a ellos, la revista se sigue editando mensualmente, ofreciendo una visión creyente del ser humano y de la sociedad. Es una hermosa herramienta para acercar el mensaje de Jesús a muchas personas y para continuar la misión de los Sagrados Corazones. También los animo a que sigan recibiendo y leyendo nuestra revista cada mes y a que la difundan entre sus conocidos.

Más artículos

no-results-found-landing-news
VER MÁS {{percentLoaded}}% loading...